Viernes, 6 Dic 2019

Renovar con poco en la cocina

Las paredes son un espacio para renovar el diseño.



Una buena manera de renovar con poco en la cocina es recurrir a nuevos revestimientos en las paredes, que cambien el “aire” en esta estancia del hogar.

Las nuevas tecnologías permiten acceder a una cada vez más amplia paleta de opciones. Y además los nuevos adhesivos posibilitan colocar los revestimientos sobre los existentes y achican los tiempos para la habilitación del espacio. En este post, opciones y tendencias en la decoración de paredes.


Azulejos

Por décadas, los azulejos han sido la alternativa más frecuente de revestimiento de cocina debido a su versatilidad; variedad de formas, colores, tamaños y rango de precios. Sus ventajas son numerosas: no llevan mantenimiento, son fáciles de limpiar y resistentes al calor y la humedad.


Tendencias: los azulejos tipo subway están de moda y vienen en varios colores y opciones.


Vidrio

Los nuevos vidrios templados son de muy fácil limpieza. Pueden ser transparentes, esmerilados, de colores. El vidrio tiene la ventaja que se puede aplicar sobre cerámico existente ya que se adhiere con silicona.




Cerámicas y porcelanatos

Otro tipo de revestimiento de cocina son los revestimientos de cerámica y porcelanato. Son la solución más frecuente, ya que son impermeables, resistentes a las manchas y fáciles de limpiar. La variedad de diseños disponibles hoy es muy amplia debido a la impresión digital: con motivos gastronómicos, simil madera, venecitas, etc.


Cemento pulido

Los pisos de hormigón pulido se pueden usar en interiores y exteriores. Se ven excelentes en cocinas, son de bajo mantenimiento y fáciles de limpiar. Extremadamente duros y duraderos tienen características antideslizantes.