Sabado, 24 Agosto 2019

Un pequeño spa en tu hogar: la bañera con hidromasaje

Es una tendencia en crecimiento, sobre todo por los beneficios para la salud.



Sinónimo de relax y salud, la bañera hidromasaje es protagonista en baños, hoteles y spas. De origen estadounidense, en sus inicios solo se utilizaba en centros de salud y rehabilitación. Tras hacerse famosa por sus beneficios, a fines de los años 60 comenzó su uso privado. En la actualidad puede conseguirse modelos más integrales que, además de los ya tradicionales chorros de agua que se direccionan al lugar que se quiera masajear- cervical, dorsal-incluyen baño turco, ducha y hasta aromaterapia.

El funcionamiento de una bañera hidromasaje es muy sencillo. Una vez que se cierra el desagote de la misma se llena hasta cubrir por completo todos los jets del equipo. Cuando el nivel de agua superó las salidas, se enciende el motor que inyecta aire por los jets y genera caudales en forma de chorro.

Prácticos y, en algunos casos, estéticamente atractivos, los hidromasajes son el sueño de muchos. A veces se piensa que son muy costosos, aunque todo depende del tipo, tamaño y cantidad de jets. Ya sea para un baño nuevo o remodelado, es una excelente solución y agrega un plus a la salud y al hogar. Además no llevan demasiado mantenimiento y son fáciles de instalar. 

Modelo Atuel de Ferrum

Existen distintos tipos de bañera hidromasaje, según sus características y accesorios. Hay modelos que cuentan con sistemas de aromaterapia o cromoterapia, que son como tener un pequeño spa en casa y sirven para relajarse al 100%.

Otra opción son aquellos modelos con ducha, que incluyen un panel vertical con más de 4 jets. Esta opción es perfecta cuando no se dispone de mucho espacio. Su diseño puede ser abierto o cerrado y algunas de ellas incluyen asiento para asegurar mayor comodidad.

Ferrum otorga un 15% de descuento en todos sus productos para baño.

Por otro lado, la bañera hidromasaje tiene diferentes formas. Las hay rectangulares, angulares o curvas y con distintas medidas. Las angulares son perfectas en espacios pequeños, ya que permite ahorrar metros. También son una opción para baños súper amplios debido a que aportan un gran valor estético.

Las bañeras de forma rectangular son las más económicas y quedan muy bien en el centro de un baño de gran metraje. Respecto a dimensiones, la medida estándar se encuentra en los 140 a los 190 cm. Las de este tamaño son las más asequibles y fáciles de adaptar a distintos tipos de espacios.


Cuatro consejos básicas para elegir:

1. Escoger el equipo, de acuerdo a los beneficios que ofrece para la salud; lo que se determina por la cantidad de jets y los tipos de masaje que ofrece.

2. Seleccionar un modelo cuya vida útil y garantía sea prolongada.

3. Preferir equipos más eficientes energéticamente, que no presenten escurrimiento, ni fugas y que incorporen sistemas ahorradores de energía y agua.

4. Elegir modelos con pasamanos y superficies anti deslizantes para evitar accidentes.