Sabado, 24 Agosto 2019

Revestir el baño: ideas y opciones

En este post repasamos las necesidades de este ambiente particular y las opciones estéticas y de materiales.



Al momento de proyectar el baño nuevo o de hacer una reforma, el revestimiento suele ser un ítem algo relegado, muy por detrás de los sanitarios y la grifería. El baño es un ambiente cuyo piso exige prestaciones específicas a los materiales, que estarán expuestos a la humedad, deberán ser antideslizantes, fáciles de limpiar y durables; sin por ello renunciar a la estética. 

Por eso dedicamos este post a repasar revestimientos disponibles para el piso del baño, desde los clásicos de siempre hasta los productos más novedosos, que combinan tecnología de avanzada y cuidado diseño.


Marmol

Clásico de clásicos: el mármol es una alternativa que no pierde vigencia. Si el presupuesto lo permite, este producto es un revestimiento que no falla. Los nuevos desarrollos de cerámicas impresas permiten acceder a cerámicas simil mármol que tienen la misma apariencia del material natural.

Aún con su impronta clásica es tan versátil que se adapta perfectamente tanto a ambientaciones de estilo clásico como moderno, barrocas o minimalistas; aportando siempre su inconfundible nota de calidad y lujo.


Cerámicos

Económicos, durables y prácticos los revestimientos cerámicos son uno de los revestimientos más elegidos, también por la variedad de estilos y terminaciones que ofrecen. Neutros, rústico, de textura símil piedra y colores terrosos, las opciones son inmensas. Para elegir tener en cuenta el estilo que queremos, la luz disponible y las dimensiones del ambiente.

En esta imagen, los cerámicos subway de 7 x 15 cm que aportan luminosidad al ambiente.



Porcelanatos

Este material viene en piezas de grandes dimensiones y en una amplia paleta de colores, texturas y estilos. Resiste la humedad y las condiciones particulares de este ambiente. Por sus dimensiones tiene menos juntas lo que ayuda a ampliar visualmente el espacio. Además en su opción rectificado, las juntas no se distinguen. Para el sector de ducha es recomendable que sea antideslizante.



Simil madera

Y para los que no quieren renunciar a nada: los nuevos porcelanatos símil madera: cálidos, prácticos y eternos. La variedad es infinita y es una mejor que la otra. Nada que ver con algunas malas imitaciones de otros tiempos, las tonalidades y la textura de las vetas están tan bien logradas que, a no ser por el tacto, cuesta diferenciarlos de la madera natural. 100% recomendados para revestir el piso de baño.