Miercoles, 18 Septiembre 2019

Pisos neutros

Son los más elegidos y permiten generar ambientes con impronta propia. En este post, características de la paleta de colores.



Los colores neutros son una apuesta segura a la hora de elegir la tonalidad de nuestros ambientes. Desde el blanco hasta el negro azabache, esta paleta incluye blancos,  grises, cremas, tostados, tierras, etc. 

Son colores que transmiten calma, elegancia y sofisticación. En sus tonalidades claras, crean una sensación de amplitud de espacio. Se pueden utilizar en todas las estancias y permiten unificar ambientes cuando se establece una transición suave entre los distintos tonos.


Luminosos y serenos, los tonos neutros tienen una gran versatilidad decorativa. La elegancia de un blanco lino, por ejemplo, transmitirá en tu casa sensación de orden y armonía. Por tanto los blancos y claros son ideales para dormitorios y espacios de relax. La cálidez del beige arena te será perfecta para agrandar estancias reducidas y para los ambientes donde se reciben vsitas o resultan espacios compartidos. 

Y si necesitas paz y serenidad en tu casa, recomendamos la placidez del gris piedra. Te permitirá una transición suave entre distintas zonas. 


Pero si eres de las que necesitas atmósferas sofisticadas y elegantes, la elección segura es el gris plomo. Sin duda, colores más arriesgados dotan a los espacios de carácter y son perfectos para no pasar desapercibidos. Aunque ante la menor duda, siempre es preferible pasarse de convencional que no arriesgarse demasiado y tener que cambiar de muebles, textiles o incluso colores de pared antes de tiempo.


Finalmente, otra de las ventajas de los colroes neutros es que permiten una decoración atemporal que no cansa y que no pasa de moda. Es todo un hallazgo que resulta de lo más rentable porque no tenés que estar cambiando de almohadones, textiles o sofá cada cuatro o cinco años.