Weber rev mix E 3 en 1
Mortero premezclado, listo para usar, para la...

Brandsen Nº 894
(6640) - Bragado - Bs. As.
Tel.: 02342 - 431753 / 427009 info@corralon1demayo.com.ar
 
Echeverria Nº 399
(6620) - Chivilcoy - Bs. As.
Tel.: 02346 - 43 5778 info@corralon1demayo.com.ar
 
 
Especial mamparas
Te mostramos y contamos las características de este recurso para el baño que brinda un toque moderno y que tiene otras ventajas.
Los cambios de hábito de aseo –más duchas y menos bañeras– han favorecido el auge de las mamparas, que son una alternativa a la tradicional cortina de ducha. Y es que si bien para la bañera, la cortina sigue siendo una opción práctica, cuando se trata de ducharse es otra historia.

Pero elegir una mampara puede generar dudas que trataremos de clarificar con algunos conceptos. Te ayudamos a acertar.

1. Tu mampara, tus necesidades
Parece una obviedad pero es importante tenerlo en cuenta. Las necesidades de un niño, de un adulto o de una persona con problemas de movilidad son radicalmente distintas. Y la mampara debería ajustarse a ellas. Así, para niños son prácticas las que se abren de la mitad hacia arriba: desde fuera llegas a los mandos del grifo y por abajo evitas salpicaduras. En cambio, las personas con problemas de movilidad necesitan más resistencia, seguridad y puntos de apoyo.


2. El espacio alrededor de la ducha
Otro aspecto determinante es el de la configuración del propio cuarto de baño y de la zona de ducha donde necesitamos instalar la mampara.
El factor más determinante es la forma de la ducha, a la que la mampara va a tener que adaptarse. Pero este no es el único factor a tener en cuenta, también es importante medir el espacio de acceso que tenemos para introducirnos en la ducha y el punto desde el que se efectúa, pues de ello dependerá el tipo de apertura más adecuada para la mampara.


Mamparas disponibles
- Batientes: Se abren hacia adentro, hacia afuera o en algunos casos en ambos sentidos, siendo muy prácticas en baños amplios donde no importe hipotecar centímetros que deben dejarse libres para abrir la puerta. Su principal ventaja es que dejan un hueco amplio de entrada al plato. Además, su estética es más minimalista, ya que apenas necesita perfiles.

- Panel fijo: En baños mini son la mejor opción, porque no ocupan espacio ni restan luz. Asegúrate que puedes acceder de manera cómoda al plato de ducha. Cuando el panel es fijo, se sujeta a la pared simplemente con una bisagra.


3. Perfilería de calidad
La perfilería no es solo una decisión estética, ya que su calidad determinará en gran medida la durabilidad de la mampara. Por su resistencia a la humedad, adaptabilidad y ligereza el aluminio ha desbancado al acero inoxidable –muy minoritario– y al PVC. Si buscas ganar sensación de espacio en la zona de ducha y en todo el baño, valora la opción de un diseño sin perfilería.

4. El material de los paneles y su acabado
El cristal ha sustituido al acrílico, convirtiéndose en el material estrella de los paneles de la mampara. Se trata de un vidrio templado de seguridad resistente a los impactos y, en caso de rotura, lo hace en trozos muy pequeños y redondeados sin partes cortantes. Es importante tener en cuenta el grosor del cristal, ya que es el que garantiza la estabilidad y seguridad de la mampara. Para paneles fijos, de 8 mm o más.


Otro elemento a tener en cuenta es el acabado del cristal. El más habitual es el transparente, ya que da sensación de mayor espacio. Si buscas preservar la intimidad sin renunciar a la luz, la mejor opción son los traslúcidos. También los puedes serigrafiar o incluso decorarlos.


 
 
empresa - productos - promociones - servicios - showroom - contacto - capacitaciones - eventos - Novedades - inicio
 
© 2011-2016 - Corralon 1º de Mayo
info@corralon1demayo.com.ar